/¿Quieres que tus hijos lean? Esto es lo que NO debes hacer

¿Quieres que tus hijos lean? Esto es lo que NO debes hacer

Pues sí, en este post vamos va ver qué cosas NO debemos hacer si queremos que nuestros hijos lean y disfruten de la lectura. Si quieres saber lo que que SÍ debes hacer, recuerda que ya lo tratamos en nuestro post Cómo motivar a tu hijo para que lea. Y en este otro vimos Ideas para motivar la lectura.

Antes de analizarlas las cosas que NO debemos hacer hemos de aclarar que, aunque son consejos enfocados a la lectura, que es la temática de esta web y blog, son aplicables en general a cualquier otra actividad o comportamiento que queramos que tengan nuestros hijos.

También hemos de aclarar que el acento lo vamos a poner en el lenguaje y las formas que empleamos. Sin más dilación, estos son los consejos:

La profecía apocalíptica…

“Como no leas no vas a saber ni estudiar el día de mañana”, “Como no practiques la lectura no vas a saber ni hablar bien”… Los ejemplos podrían ser infinitos. Hay veces que nos lanzamos a profetizar y no nos gana ¡ni Nostradamus!

No se trata de no hacerles ver que la lectura es la base del estudio, que es imprescindible para expresarse bien, etc. Pero debemos evitar esa especie de profecías apocalípticas o condenatorias que pueden minar incluso la autoestima de nuestros hijos y no van a conseguir mejores resultados que si les hablamos y argumentamos la importancia de leer con regularidad.

El sarcasmo

El sarcasmo mejor se lo dejamos a Groucho Marx, que era un especialista. Vamos a evitar expresiones del tipo “¡Que lejos vas a llegar como no leas”, “Qué buenas notas vas a sacar como sigas así”… Otra vez, los ejemplos que podemos poner serían infinitos. Los niños, además de que, según que edad, pueden o no entender el sarcasmo, como ocurría en el apartado anterior, podemos minar su autoestima y no vamos a conseguir más que argumentando, de forma razonado, la importancia de leer, premiando el buen hábito de lectura y, por qué, asociando la lectura con algo positivo y divertido, que es lo que hacemos en CartaCuentos 😉 ¿Qué es CartaCuentos?

Acusaciones o reproches

¡Sabía que en cuanto me diera la vuelta ibas a dejar de leer! ¡No te concentras! ¡No pones interés ninguno! ¿Cuántas veces voy a tener que repetirte que leas todos los días un rato? La pregunta que nos tenemos que hacer es ¿qué esperamos conseguir con eso?

Insultos

Esto huelga decirlo, pero no lo queríamos dejar pasar por alto. Aunque nunca y bajo ningún concepto debemos insultar a nadie, muchos menos a nuestros hijos, y mucho menos todavía si lo que perseguimos es que lean… ¡Hay que ser tonto para que no te guste leer! ¡Pareces un analfabeto!

Amenazas… sobre todo si no las vamos a cumplir

Las amenazas en general las debemos dejar a un lado si lo que buscamos es que nuestros amen la lectura. Pero si además amenazamos con algo que luego no vamos a cumplir le estaremos transmitiendo que nuestras amenazas o advertencias están vacías. ¡Como no leas te vas quedar un mes sin ver la televisión! ¡Como no leas se acabaron para siempre los cumpleaños! ¡Hasta que no te leas el libro entero no te levantes de la mesa!

Ordena y mando

¡Ponte a leer ahora mismo! ¡A leer se ha dicho! A lo mejor conseguimos la recompensa inmediata de que leean, pero, al ser por obligación, no vamos a conseguir nada bueno a medio o largo plazo.

Comparaciones

Como se suele decir, las comparaciones son odiosas… ¡Yo a tu edad no paraba de leer! ¡Mira tu hermano, que no hay que decirle nada! ¡Pues la madre de Menganito me cuenta que sólo quiere leer! Por cierto, avisadnos si conocéis a ese tal Menganito 😉

Victimismo

Quien no se haya hecho la víctima alguna vez con los hijos que arroje la primera piedra… ¡Me vas a matar del sufrimiento! ¡Qué difícil me lo pones! ¡Ay! pobre de mí… Lo que no está muy claro es qué esperamos conseguir con eso. Si lo piensas, no podemos esperar gran cosa.

Entonces, ¿qué podemos hacer?

Pues si lo que buscamos es que nuestros hijos lean sin que ello se convierta en una lucha diaria, la motivación debe ser de otra forma. Podemos empezar por el lenguaje y los modos que empleamos, esto es, evitando hacer lo que hemos relacionado en este post. Y podemos apostar, en cambio, por el lenguaje positivo, el refuerzo positivo, la exploración de intereses, nuevos formatos de lectura como CartaCuentos… ¡Lo sentimos pero no podemos evitar recomendarlo! Una vez más nos remitimos a las sugerencias que os realizábamos al inicio del post. Y, por si no estás familiarizado con Cartacuentos, te contamos lo que es a continuación 😉

¿Qué es CartaCuentos?

CartaCuentos, como su propio nombre indica, es una combinación de CARTAS y CUENTOS.

Por un lado son cartas personalizadas ya que van dirigidas a tu hijo/a por su nombre. ¡Le hará una enorme ilusión y despertará sumamente su interés descubrir que tiene correspondencia!

Y, por otro lado, son cuentos, ya que a través de cada carta se relata uno diferente, en el que el niño/a será el protagonista, en primera persona, de las más variadas aventuras.

A lo anterior hay que sumar, que la lectura de cada cuento, lleva a tu hijo/a a encontrar una pista oculta en su propia casa. Al reunir todas las pistas se desvela el misterio oculto tras cada aventura CartaCuentos.

La finalidad principal de todo es despertar el interés por leer así como motivar y crear hábito de lectura en niñas y niños de entre 6 y 10 años. Sin darse cuenta y, lo más importante, divirtiéndose, asociarán la lectura a algo positivo.

 

Por |2020-07-08T09:55:54+00:003 junio, 2020|Noticias|1 comentario

Un comentario

  1. Sara junio 22, 2020 en 7:34 am

    Víctoria, mi hija le ha encantado, ya me ha pedido la segunda aventura. Muy recomendable.

    Gracias.

No se permiten comentarios.