fbpx

Cómo fomentar la lectura en los niños

Es más fácil para los niños desarrollar habilidades de lectura cuando disfrutan leyendo. Con los cuentos personalizados para niños, practican más y se sienten más motivados para asumir desafíos de lectura. Pruebe estos consejos para animar a su hijo a leer y, con suerte, fomentar pasión por la lectura.

1. Leer y releer.

Anime a su hijo a leer libros conocidos. Si su hijo quiere sacar el mismo libro de la biblioteca por centésima vez, está bien. La relectura ayuda a aumentar la velocidad y la precisión. Y eso puede ayudar a desarrollar la confianza de los niños que aprenden y piensan de manera diferente.

2. Conectar la lectura con la vida real.

Conecte lo que lee su hijo con lo que sucede en la vida real. Por ejemplo, si está leyendo el clásico cuenta de Hansel y Gretel, haga preguntas sobre qué tipo de chuches le gustan más, o cuál de las que aparecen en alguna ilustración le gustaría más, etc.

También puede buscar actividades de seguimiento que hagan que las historias cobren vida. Si el libro hace referencia a una cometa, pídale a su hijo que haga una lluvia de ideas sobre actividades divertidas relacionadas con las cometas, como, por ejemplo, hacer una cometa. Actividades prácticas como estas pueden mantener a los niños interesados ​​en el tema.

3. No salgas de casa sin algo para leer.

Lleve consigo un libro o una revista para niños cada vez que sepa que su hijo tendrá que esperar en el consultorio de un médico o en cualquier otro lugar. Las historias pueden ayudar a mantener ocupado a su hijo. Y la experiencia demostrará que siempre se puede encajar tiempo para leer.

4. Profundice en la historia.

Ayude a su hijo a participar en una historia haciéndole preguntas sobre los pensamientos, acciones o sentimientos de los personajes: “¿Por qué Jack cree que es una buena idea comprar las judías mágicas? ¿Cómo se siente su madre después de enterarse? Esta forma de proceder, además, le ayudará a asegurarse de que su hijo está entendiendo lo que lee.

5. Hacer de la lectura una actividad de tiempo libre.

Trate de evitar que la televisión sea la recompensa y la lectura el castigo. Recuérdele a su hijo que hay cosas divertidas para leer además de los libros. Y dé un buen ejemplo a su hijo al pasar parte de su tiempo libre leyendo en lugar de mirar televisión, y luego hable sobre por qué lo disfrutó. La primera aventura Cartacuentos, de hecho, tiene precisamente este objetivo. Al final de la misma, demuestra y hace reflexionar al niño sobre el hecho de que se ha leído un libro entero, sin darse cuenta y, además, se ha divertido en el camino 😉

6. Tómese su tiempo.

Cuando su hijo esté pronunciando una palabra desconocida, dele suficiente tiempo para hacerlo y elogie el esfuerzo. Los errores siempre hay que verlos como una oportunidad de mejora.

7. Elija libros en el nivel correcto.

Ayude a su hijo a encontrar libros que no sean demasiado difíciles ni demasiado fáciles. Los niños tienen mejores experiencias de lectura cuando leen libros al nivel adecuado. Puede verificar sus opciones haciendo que su hijo le lea algunas páginas. Luego haga preguntas sobre lo que se leyó. Si su hijo tiene dificultades para leer las palabras o volver a contar la historia, pruebe con un libro diferente.

8. Divertíos con juegos de palabras.

Use juegos de palabras para ayudar a que su hijo sea más consciente de los sonidos de las palabras. El juego del ahorcado también funciona muy bien. Por ejemplo, pruebe a usar la palabra «Rana». Pese a lo corta que es va a resultar complicada de adivinar. Cuando juegue de nuevo use «Rata», luego «Runa», luego «Rama», etc. Se sorprenderá de las variaciones que puede hacer cambiando la segunda consonante o la primera vocal. Deje siempre el mismo inicio (R) y el mismo final (A), para que su hijo piense de inicio que es la misma palabra.

9. Léanse unos a otros.

Túrnense para leer en voz alta durante la hora del cuento. A medida que su hijo crece como lector, puede leer menos gradualmente y dejar que su hijo tome la iniciativa con más frecuencia. Si también tiene hijos más pequeños, anime a su hijo mayor a asumir la responsabilidad de leerles. Si quieres saber más beneficios sobre la lectura en voz alta te recomendamos la lectura del siguiente artículo: 7 beneficios de leer en voz alta

10. Haz que los libros sean especiales.

Los niños que tienen problemas con la lectura pueden tratar de evitarlo porque los hace sentir ansiosos o frustrados. Trate de crear sentimientos positivos en torno a la lectura convirtiéndola en un placer. Obtenga una tarjeta de la biblioteca para su hijo o designe un tiempo de lectura especial solo para ustedes dos. Dar libros como regalos o recompensas.

11. Haga que la lectura sea creativa.

Cambie las actividades de lectura para aprovechar las fortalezas de su hijo. Si a su hijo le encanta dibujar o hacer cosas, creen un libro juntos. Dobla el papel y engrápalo para que parezca un libro. Trabajen juntos para escribir oraciones en cada página y pídale a su hijo que agregue ilustraciones o dibujos. Luego, léanlo en voz alta juntos.

12. Deje que su hijo elija.

Algunos niños prefieren libros de no ficción. Algunos aman sólo la fantasía o las novelas gráficas. O tal vez su hijo prefiera audiolibros o leer cosas en línea. Lo importante es practicar la lectura, no importa dónde ni cómo suceda. Para ayudarlo a elegir no dudes en acudir a Cartacuentos, que presenta una aventura muy variada en cada carta que le ayudará a explorar los intereses lectores de su hijo.

¿Quieres que tu hijo/a empiece una aventura lectora ahora mismo? De forma personalizada, en un formato original y donde va a ser el protagonista en primera persona. Además conectará con la vida real y se divertirá buscando pistas en su propia casa para resolver el misterio…

¡Comenzar con la primera aventura!

Por |2022-02-04T12:08:40+02:00febrero 3, 2022|Noticias|Sin comentarios

Comparta esta información en su red Social favorita!

Título

Ir a Arriba