/La importancia de la velocidad de lectura en los niños

La importancia de la velocidad de lectura en los niños

El otro día os hablábamos de la fluidez lectora en la entrada 10 formas de mejorar la fluidez en la lectura en niños. En esa entrada vimos que uno de los elementos de la fluidez lectora era la velocidad de lectura. Los otros dos eran la precisión y la expresión.

Pues bien, en este post nos vamos a centrar en uno de los elementos de la fluidez en la lectura, esto es, la velocidad.

¿Qué es la velocidad lectora?

Cuando hablamos de velocidad lectora nos referimos, en términos estrictos, al número de palabra leídas por minuto. La manera más frecuente de medir la velocidad de lectura consiste en poner un texto para que el lector lo lea y contar el número de palabras que consigue leer en un minuto. ¡Así de simple!

Hay que tener en cuenta, no obstante, que si vamos a hacer un seguimiento, conviene que el texto sea de similares características siempre, ya que, si no, los datos resultantes pueden estar distorsionados. No es lo mismo leer un texto de un cuento con palabras cortas y largas y que el pequeño conoce, que un listado de palabras, todas extensas, que el pequeño no conoce. Por poner un ejemplo de casos extremos…

Sí es importante que elijamos siempre un texto diferente, ya que la lectura del mismo texto, repetidas veces, hace que al final, el pequeño, lo termine asimilando y, en consecuencia, lo lea más rápido. Pero no porque tenga más velocidad lectora, sino porque ya conoce sobradamente el contenido del texto.

Referencias de velocidad lectora en niños de primaria

¿Cuántas palabras tienen que leer los niños en un minuto para considerar que tienen una velocidad de lectura normal? Veámoslo por cursos y considerando que el texto a leer es un texto “normal”, esto es, extraído de alguna lectura apropiada a la edad del pequeño y que, por tanto, contiene, junto a palabras de extensión más o menos grande, palabras muy cortas y frecuentes (y, en, el, por, a, de,…).

Debemos tomar estos datos como una simple referencia. Si consideramos que nuestro hijo puede tener un problema con la lectura, lo mejor es contactar con su tutor en el colegio, con el departamento correspondiente del centro o con algún profesional, pues lo más probable, es que no tenga ninguna dificultad congénita.

  • Primero de primaria: entre 35 y 59 palabras por minuto.
  • Segundo de primaria: entre 60 y 84 palabras por minuto.
  • Tercero de primaria: entre 85 y 99 palabras por minuto.
  • Cuarto de primaria: entre 100 y 114 palabras por minuto.
  • Quinto de primaria: entre 115 y 124 palabras por minuto.
  • Sexto de primaria: entre 125 y 134 palabras por minuto.

Queremos insistir en que la referencia anterior depende del texto elegido. Como decíamos antes, no es lo mismo un texto sencillo extraído de un cuento que una lista de palabras con una extensión definida, de uso frecuente o no frecuente, etc.

Si queremos una referencia más exacta, podemos acudir al test Prolec-R (Cuetos, F., Rodríguez, B., Ruano, E. y Arribas, D. (2014). PROLEC-R. Batería de Evaluación de los Procesos Lectores, Revisada (5.ª edición). Madrid: TEA Ediciones). Este test tiene como objetivo general el diagnosticar las dificultades en el aprendizaje de la lectura.

Según dicho test, cuando se utiliza una lista de palabras (de entre 5 y 8 letras) los niños de primara leen el siguiente promedio de palabras:

  • Primero de primaria: 24 palabras por minuto.
  • Segundo de primaria: 42 palabras por minuto.
  • Tercero de primaria: 49 palabras por minuto.
  • Cuarto de primaria: 61 palabras por minuto.
  • Quinto de primaria: 73 palabras por minuto.
  • Sexto de primaria: 85 palabras por minuto.

¿Por qué es importante la velocidad lectora?

Ya hemos hecho referencia a que la velocidad de lectura es un elemento de la fluidez lectora. A esto hemos de añadir que la velocidad lectora tiene un impacto muy importante en la comprensión de los textos y, por añadido, en la asimilación de contenidos durante el estudio.

A mayor fluidez lectora, mayor comprensión

¿Cómo se puede mejorar la velocidad lectora?

En la entrada 10 formas de mejorar la fluidez en la lectura en niños, ya vimos algunos juegos o actividades que pueden tener impacto en la mejora de la velocidad lectora, pero, sin duda, lo que más puede contribuir a mejorar la velocidad lectora es la práctica, esto es, leer mucho. Leyendo mucho se consiguen dos importantes avances:

  1. Se automatiza la relación entre la palabra escrita y su pronunciación.
  2. Reconocimiento automático o proyección directa en nuestra mente de las palabras que leemos con mucha frecuencia.

Por todo lo anterior, en CartaCuentos, nuestro principal objetivo es crear hábito de lectura en los más pequeños a través de un formato novedoso que les motive a leer y consiga asociar la lectura como algo positivo: Cartas de un misterioso personaje que incluyen cuentos, búsqueda de pistas por la casa, resolución de un misterio… Si quieres más detalles te lo contamos aquí: ¿Qué es Cartacuentos?

 

Por |2020-09-29T13:02:15+00:005 octubre, 2020|Noticias|Sin comentarios