/10 formas de mejorar la fluidez en la lectura en niños

10 formas de mejorar la fluidez en la lectura en niños

En CartaCuentos nuestro compromiso principal es fomentar el hábito de lectura entre los más pequeños a través de un formato novedoso de lectura. Y es que para que un niño o niña termine adorando la actividad de leer pasa porque el pequeño adquiera fluidez en la lectura y leer no se convierta en un martirio y terminen asociándola con algo negativo. Pero empecemos con buen pie analizando qué es la fluidez en la lectura.

¿Qué es la fluidez en la lectura?

La fluidez en la lectura es la capacidad de leer con rapidez, precisión y expresión adecuada.

¿Cómo se manifiesta la falta de fluidez en la lectura?

De la difinición anterior, ya podemos deducir que la falta de fluidez puede deberse a una carencia de rapidez, precisión o expresión adecuadas. Seguramente conozcas a algún lector que tenga problemas con la fluidez, sobre todo si no es un lector habitual. Estos problemas se pueden manifestar de diferentes formas:

Lectura partida

El. niño. o. niña. lee. cada. palabra. de. forma. separada.

Lectura entrecortada

El niño o niña se tropieza con las palabras, especialmente las más extensas o aquellas que no conoce. En estos casos, leer es incómodo y “doloroso”, sobre todo si tienen que hacerlo en clase delante de sus compañeros.

Lectura sin respiración ni expresión

Se puede leer muy rápido, pero eso no es una correcta fluidez. Leer sin respirar, sin pausar en las comas ni en los puntos, sin inflexión de la voz… Todo esto es importante también si queremos hablar de lectura fluida.

¿Por qué es importante la fluidez?

Ya sea que nuestros hijos lean con dificultad (lectura partida o entrecortada) o ya sea que lean sin expresión, la comprensión sufre.

Una mayor fluidez conduce a una mayor comprensión, así que, sin más dilación, veamos…

10 formas de mejorar la fluidez en la lectura

1. Leer en voz alta a los niños para proporcionar un modelo de lectura fluida.

Sobre la lectura en voz alta ya nos ocupamos en la entrada 7 beneficios de leer en voz alta. Aquí, para no caer en la reiteración nos limitaremos a indicar que un período regular de lectura en voz alta es imprescindible. Independientemente de su edad o capacidad, los niños necesitan un modelo frecuente de lectura fluida. ¿No estás seguro de qué leer? ¡Prueba con Cartacuentos! 😉 ¿Qué es CartaCuentos?

2. Hacer que los niños escuchen y sigan las grabaciones de audio.

Si dispones de audiolibros adecuados para ellos no dudes en recurrir a los mismos.

3. Practicar palabras reconocibles a primera vista mediante actividades lúdicas.

Cuando los niños conocen muchas palabras de vista, es menos probable que sean lectores torpes y entrecortados. Tarjetas con palabras sueltas escritas donde hay que leerlas de un golpe de vista de forma rápida es una buena actividad. Quien la lea antes se queda la tarjeta y gana quien más tarjetas tenga. ¡Déjalo ganar alguna vez! 😉

4. Dejar que los niños representen un teatro de lectura.

El teatro de lectura no requiere escenografía ni vestuario y es una forma fantástica de mejorar la fluidez. Los niños o el adulto con el niño se van turnando para leer sus partes de un guión y dan vida al texto a través de sus voces.

5. Realizar una lectura por parejas.

En algunos colegios (el de las hijas de quien les escribe es uno de ellos) se usa la lectura en parejas. Mis hijas se refieren al niño o niña con quien leen como “pareja lectora”. Un estudiante de mejor nivel de lectura (normalmente de un curso superior) es emparejado con otro de un curso inferior y una vez juntos se van turnando para leer. Esta forma de proceder no deja de ser una expresión práctica del modelo de lectura fluida que mencionábamos en el punto 1 😉

En una situación más familiar, el adulto y el niño pueden turnarse para leer 😉

6. Probar la lectura de eco.

Con la lectura de eco, el adulto va leyendo el texto de forma que el niño pueda seguirlo también. El adulto, durante la lectura, y de forma frecuente, señala las palabras mientras lee una oración o un párrafo corto. Luego vuelve a señalar las palabras mientras el niño repite su lectura intentando imitar lo máximo posible la fluidez y la entonación. ¡Os vais a reir seguro!

7. Leer a coro.

Con la lectura a coro, el adulto lee un texto varias veces hasta que el niño o niños se familiarizan con él. Luego, todos juntos (adulto y niños) leen el texto. Las rimas infantiles, las canciones y los poemas divertidos son fantásticos para esta actividad.

8. Hacer lecturas repetidas.

La lectura de eco y la lectura a coro no dejan de ser formas formas de lectura repetida que refuerzan la idea del modelo de lectura fluida. La lectura repetida también es algo que los peques pueden hacer individualmente.

Para ello, elije un pasaje corto de 100-200 palabras. Los peques pueden leerlo varias veces. Se trata de cronometrar la lectura y apuntar los resultados para que puedan ver un registro visual de mejora. Una variante es poner un contador o cronómetro para que avise tras 1 ó 2 minutos. ¡Todos los teléfonos móviles lo tienen! Y luego apuntar cuántas palabras leyeron durante cada lectura. Muy importante, igual que en la otra variante es anotar el progreso para que pueda apreciarse visualmente. ¡Es muy motivador!

9. Lectura “fotográfica”.

Si bien lectores principiantes van señalando cada palabra mientras leen, esto es algo que en algún momento deben superar. ¿Sabes que pueden darse saltos por frases o grupos de palabras? Sobre esto ha escrito de forma muy detallada el campeón y plusmarquista mundial de memorización Ramón Campayo en su libro “Desarrolla una mente prodigiosa”, donde enseña cómo conseguir una lectura ultrarrápida.

10. Consigue que tus hij@s lean mucho, a un nivel en el que puedan leer de forma independiente.

Cuanto más practicamos, mejores resultados conseguimos. Y este es el gran compromiso de CartaCuentos. Buscamos despertar el interés por la lectura y “enganchar” al pequeño gracias al misterio y un formato novedos de lectura. Si tu hijo es reticente a ponerse a leer, ¡no dejes de probarlo! ¿Cómo funciona CartaCuentos?

 

Por |2020-09-12T10:42:32+00:0012 septiembre, 2020|Noticias|Sin comentarios