/Tres razones para regalar un libro a tu hijo estas Navidades

Tres razones para regalar un libro a tu hijo estas Navidades

En este post te vamos a dar tres razones para regalar un libro a tu peque. Si nos sigues, sabrás que en CartaCuentos defendemos fervientemente la importancia de leer y crear hábito de lectura en nuestros hijos desde edades tempranas. De hecho, a eso está enfocado nuestro producto: motivar y crear hábito de lectura en los más pequeños.

¿Cómo lo hacemos?

Lectura a través de cartas personalizadas que tu hijo recibe donde será el protagonista de las más variadas aventuras. Todo con el hilo argumental de descubrir quién se esconde tras las misteriosas cartas para lo cual, además de leer, tendrá que encontrar pistas ocultas por la casa. En la aventura, se hace reflexionar al pequeño sobre la importancia de la lectura. ¿Te imaginas que se encuentre la primera carta junto al resto de juguetes en la mañana de los Reyes Magos? ¿O quizá junto a los regalos de Papá Noel? Pensará que han sido ellos, pero luego descubrirá que no…

Pero no nos desviemos del tema y vayamos con las tres razones…

1. Los libros son pasaportes.

Cuando le das un libro a alguien, le das mucho más que una simple colección de tinta y papel. Les das un pasaporte a un mundo diferente. Les das las llaves de un reino completamente nuevo. Les invitas a una nueva forma de ver las cosas. Un juguete es solo un juguete. Una prenda de ropa es solo una prenda de ropa. Pero un libro nunca es solo un libro, porque no sabes a dónde te va a llevar. Y si a ello le sumas que cuando se conecta con un libro te puede cambiar la vida…

2. Los libros son personales.

¿Verdad que os ilusiona cuando vuestro hijo/a os hace un dibujo? ¿O bien cuando traen una manualidad a casa hecha en el colegio? ¿O cuando os escriben una carta que llenan de corazones? Seguro que sí, y a lo mejor es un dibujo terriblemente hecho, o la manualidad podría estar mucho mejor acabada, o la carta está llena de faltas de ortografía… Pero “lo que cuenta es lo que cuenta”. Es una frase que no dice nada y al propio tiempo lo dice todo en el contexto adecuado. Cuando le das un libro a alguien, siempre es personal. En un mar de 3 millones de posibilidades, elegiste un libro para un amigo. Es especialmente personal si es un libro que ya leíste y te encantó. Yo todavía recuerdo con especial cariño un libro de cuentos que me leí y releí de pequeño. Recuerdo el dibujo de la portada, así que espero poder encontrarlo algún día en un rastrillo y poder regalárselo a mis hijas.

3. Los libros son para ahora y para después.

Lo que más me gusta de los libros es que tienden a encontrarte en el momento exacto en que más los necesitas. ¿Alguna vez has tenido esa experiencia? Alguien te da un libro y no lo lees de inmediato. Lees algunas páginas pero no te engancha. Así que lo pones en un estante y olvidas que incluso existe. Más tarde, ese mes o año, algo en tu vida cambia y el libro casi salta del estante. Lo recoges por segunda vez y es como si estuviera escrito sólo para ti. Cuando le das un libro a alguien, es como si le hubieras dado una cápsula de tiempo para abrir más tarde. Los libros tienen una forma divertida de encontrarte cuando más los necesitas.

Por |2020-01-04T21:02:54+00:004 diciembre, 2019|Noticias|Sin comentarios

Deja tu comentario